Just another WordPress.com site

LA ERA HIBORIANA (Part 1) – ROBERT E. HOWARD

Robert Ervin Howard (1906-1936) desde pequeño mostro su interés por la literatura y la historia. Los últimos diez años de su vida, fueron los las fecundos y polifacéticos; escribió y publicó lo que en aquella época se consideraban relatos cortos de los géneros deportivos, de detectives, del Oeste, históricos, de aven18turas, cuentos de misterio y fantasmas, así como una gran cantidad de cuentos de aventuras fantásticas.

De entre todos los géneros en los que incursiono fue el de aventuras fantásticas o de Espada y Hechicería, la que más popularidad le dio, con las historias de Conan. El cual vivió en la ficticia Era Hiboriana, la que Robert utilizó como punto de referencia para crear toda una historia del planeta.  Howard, en su ensayo La Era Hiboriana, describe el mundo de Conan elaborando un geografía, una etnografía y describe la organización social y política de esa era.

También incluyo una cronología y descripción de los cambios que sufrió el planeta desde esos primitivos días hasta los nuestros, de este modo las historias de Howard, sin importar el genero, se mantienen dentro de la misma línea temporal, así se pueden encontrar oscuras ruinas hiborianas en medio del Sahara o a las legiones romanas luchando contra una primitiva raza de hombres que alguna ves vivieron en islas que desaparecieron junto con la Atlántida.

Esa “historia” empieza unos 800 años antes de la época de Conan, durante la civilización Turiana, durante el reinado del rey Kull, guerrero exiliado de la Atlántida, en los días anteriores a su hundimiento en los océanos.

Aquí comienza la adaptación al ensayo de Robert E. Howard:

Los bárbaros de la época eran los Pictos, que vivían en islas lejanas en el océano occidental. Los Atlantes que vivían en un pequeño continente entre las islas Pictas y el continente Turiano, y los Lemurios que habitaban una cadena de grandes islas en el hemisferio oriental.

Había vastas regiones de tierra inexplorada. Los reinos civilizados, aunque enormes, ocupaban una porción comparativamente pequeña del planeta entero.

Valusia era el reino más occidental del continente Turiano; su capital, La Ciudad de los Prodigios, era la maravilla de la época, Grondar, cuyos habitantes eran menos cultos que los de los reinos similares, era la tierra más oriental.

21

Capitulo 1 – La Era Precataclismica

20000 a. C

De esa época, conocida por los cronistas nemedianos como la era precataclísmica, se sabe poco, con excepción de la ultima parte, que esta cubierta de leyendas. La historia conocida comienza con la decadencia de la civilización del continente principal, o Turiano, civilización dominada por los reinos de Kamelia, Valusia, Verulia, Gronda, Thulé y Comoria. Estos pueblos hablaban una lengua similar, demostrando un origen común.

Muy al sur, había una segunda civilización misteriosa, sin conexión con la cultura Turiana y evidentemente de naturaleza prehumana.

19 La civilización Turiana estaba desmoronándose; sus ejércitos estaban compuestos en su mayoría por mercenarios bárbaros. Pictos, atlantes y lemurios eran sus generales, sus estadistas y a menudo sus reyes.

De las riñas entre reinos, y de las guerras entre Valusia y Comora, así como de las conquistas, atlantes, por medio de las cuales fundaron un reino en tierra firme… hay más leyendas que una historia precisa.

Entre las extensiones menos áridas del desierto al este de Grondar… en las junglas infestadas de serpientes… y entre las cimas nevadas de las montañas… vivían clanes y tribus dispersas de salvajes.

En las costas más orientales del continente Turiano vivía una raza… humana pero misteriosa y no turiana… con la que los lemurios tenían contacto de vez en cuando. Al parecer venían de un continente sin nombre y quimérico que estaba más al este de las islas de Lemuria.

¡Entonces el cataclismo sacudió al mundo!22

La Atlántida y Lemuria se hundieron, y las Islas Pictas fueron lanzadas para formar los macizos montañosos de un nuevo continente, mientras que secciones del continente Turiano se desvanecieron bajo las olas… o al hundirse, formaron lagos y mares interiores.

Los volcanes hicieron erupción y terribles terremotos destruyeron las esplendidas ciudades de los imperios. Naciones enteras fueron borradas… ¡y la faz del mundo cambio para siempre!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s