Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como “La Era Hiboriana

LA ERA HIBORIANA – PT VI – ROBERT E. HOWARD

LA ERA HIBORIANA.

Capitulo 6: La Oscuridad y el Amanecer.

 

9500 a. C.

Después del colapso del imperio aquiloniano, las hordas hirkanianas llegaron del este, hirkanianos y turanianos se unieron un tiempo bajo un solo jefe. Fueron invencibles, ni los ejércitos aquilonianos se les opusieron y arrasaron Zamora, Britunia, Hiperborea y Corintia. Luego continuaron con Cimeria sometiendo a los bárbaros de negra cabellera. Pero, entre las colinas, donde su caballería era menos efectiva, los cimerianos se volvieron contra ellos, y solo la retirada los salvo de la total derrota.

46

Los Pictos, autonombrados amos de Aquilonia, masacraron a casi todos sus habitantes en el proceso. Probablemente solo estos feroces pictos confiaron en detener a las fuerzas hirkarianas para agregar Estigia a su imperio.

Nemedia, nunca antes conquistada, ahora se tambaleaba entre el este y el oeste cuando los Aesir se comprometieron como mercenarios. Estos, rechazaron a los hirkarianos y detuvieron el avance de los picto.

Mientras Gorm, el viejo picto, cuya ambición había generado la matanza, era ultimado por Hiamar, jefe de los Aesir nemedianos, han pasado 75 años desde que é oyó las historias de as tierras de occidente de labios de Aurus. Tiempo para que un hombre viviera o una civilización muriera.

Durante un corto tiempo, pictos e hirkarianos riñeron sobre las ruinas del mundo que habían conquistado.

Entonces empezaron las eras glaciales y muchas tribus nórdicas emigraron al sur emparentando con otros clanes. Nemedia, mientras, se convirtió en un reino nórdico gobernado por los descendientes de los mercenarios Aesir.55

Presionados por las corrientes nórdicas, los cimerianos marcharon destruyendo Gunderland primero y luego derrotando a los nemedianos nórdicos pasando por los pictos y saqueando algunas de sus ciudades, siguieron hacia e este venciendo a los ejércitos en las fronteras de Britunia, las hordas de Aesir y de Vanir se reunieron en el sur y se fundo un nuevo imperio Picto.

Nemedia fue vencida y los medio civilizados nórdicos huyeron antes de que sus savajes allegados dejaran las ciudades en ruinas. Estos nórdicos-nemedianos rompieron el poderoso cerco de los hirkarianos en Shem, Britunia e Hiperborea, forzando a los descendientes de los lemurianos a volver hacia el mar de Vilayet, mientras los cimerianos destruían e antiguo reino hirkariano de Turan y se establecieron por el mar interior. Con sus imperio destruido, los hirkarianos sacrificaron a todos los cautivos para luego volver al misterioso oriente. Ellos retornarían miles de años después como Mongoles, Hunos, Tártaros y Turcos.

Mientras, también los aventureros de Vanir llegaban a Estigia, donde habían vencido y formado un vasto imperio en el sur al que llamarían Egipto. De estos peli rojos conquistadores descenderían los faraones.

El mundo occidental estaba ahora dominado por los bárbaros nórdicos. Fueron pocas ciudades, una vez denominadas hiborianas, las que se desvanecieron de la tierra dejando apenas huella de su sangre en las venas de sus conquistadores. Con el tiempo, la historia de la era Hiboriana se vería perdida en una nube de mitos y de fantasías.

23 Y luego, otra terrible convulsión de la tierra envolvería a todos en el caos de nuevo, y esculpiendo las tierras como ahora las conocemos, grandes fajas de la costa occidental se hundieron y las montañas de Cimeria se convirtieron en las Islas Británicas. Se formo el Mar Mediterráneo cuando el continente estigiano se desprendió del resto del mundo.

El territorio alrededor del cada vez más seco mar interior no fue afectado y los nórdicos pudieron vivir más o menos en paz con los cimerianos ya establecidos ahí. Con el tiempo ambas razas se mezclaron.

En el occidente, el resto de los Pictos, considerados los salvajes de la edad de piedra, se apoderaron de la tierra una vez más, hasta que fueron vencidos por los cimerianos y os nórdicos.

De esto resultó una creciente población la cual atestó e occidente de mar interior, ahora conocido como Caspio y de tamaño más reducido y la migración se volvió una necesidad económica.

Conocidas ahora como Arianos, estas tribus se mudaron a zonas ocupadas ahora por India, Asia Menor y gran parte de Europa. Algunas variaciones de estos hijos de Arias aun son reconocidos, pero otros han sido olvidados.

Los nemedianos de la legendaria Irlanda fueron nemedianos Aesir, los de Dinamarca, los de Vanir. Los rubios Aqueos, Galos e Ingleses descendieron de os Aesir. Los Gaélicos, antepasados de los irlandeses y escoceses descendieron de los cimerianos. Los antiguos sumerios fueron una mezcla de hirkanianos y semitas, mientras que los semitas más puros descienden los Árabes e Israelitas. Los hirkanianos, retrocediendo a as costas orientales de continente, evolucionaron en Hunos, Mongoles, Tártaros y Turcos antes de su sangriento regreso a la historia.

Los origenes de las otras razas del mundo moderno podrían ser similares más de lo que se supone, en casi todas ellas, sus historias se extienden a las nieblas de la olvidada Era Hiboriana.        

 

Con esta entrada termina la adaptacion a ensallo de La Era Hiborina de Robert E. Howard, donde nos brinda su propia versión de lo que ocurrio antes de comienzo de la historia escrita. Todo un universo que nos hace pensar el mundo no como fue, sino como puedo haber sido.. o tavez como debió ser.

 

Anuncios

LA ERA HIBORIANA – PT V – ROBERT E. HOWARD

LA ERA HIBORIABA

Capitulo 5: Fuego y muerte.

 

9500 a.C

Arus, sacerdote de Mitra, inculcó a Gorm, el jefe picto, el deseo de ver las tierras civilizadas. A petición de Gorm, Arus lo guió a él y algunos de sus guerreros a través de los caminos bosonianos donde los honestos aldeanos quedaban asombrados ante el resplandor del mundo exterior… Pronto los Pictos fueron a Aquilónia.

 

61 Arus pensó sin duda que convertiría a muchos en adoradores de Mitra debido a que lo seguían, pero lo que realmente deseaban de él, era aprender a explotar las minas para convertir los depósitos de hierro en armas. Con esto, Gorm empezó a asegurar su dominio sobre los clanes pictos.

 

Aquilónia, mientras tanto continuaba con sus guerras por el sur y por el oeste y prestaba poca atención a las vagamente conocidas tierras del oeste, de donde mas y mas guerreros provenían para formar parte de sus ejércitos mercenarios. Estos guerreros volvieron a su salvajismo con buenas ideas acerca de la guerra civilizada. No obstante que despreciaban a la civilización.

 

63

Gorm se convirtió en jefe de jefes, y los pictos tuvieron un acercamiento con un rey. Él había esperado tanto que ya pasaba de la edad madura, y ahora iba contra los  fronterizos en franca guerra. Demasiado tarde Arus vio que no había tocado el alma de los paganos sino su codicia. y en un esfuerzo por deshacer su labor, un embriagado picto le destrozo la cabeza. Gorm hizo que el cráneo del asesino fuera puesto en lo alto del sepulcro del sacerdote.

 

Los pictos prorrumpieron con violencia por las fronteras bosonianas, portando armas de afilado acero… Durante años los Bosonianos sostuvieron a los invasores en la bahía, impidiéndoles avanzar.

 

Mientras tanto, el imperio aquiloniano se hacía más fuerte, con arrogancia, los guiaba a tratar con gente menos poderosa. Argos, Zingara, Ofir, Zamora fueron tratados como ciudades subordinadas que eran hostigadas por los rebeldes zingaranos. También Koth era tributaria, y primero Estigia y después Britunia fueron derrotadas en batalla. Sin embargo, Nemedia, directamente en el oeste, nunca fue sometida. Así, los ejercitos aquilonios se fueron al fin contra su estado vecino.

 

Sin embargo, las clases brillantes fueron llenándose con mercenarios, especialmente bosonianos. Debido a la guerra del este, quedaron muy pocos hombres cuidando la frontera bosoniana. Y, sabedores de la violencia de la que los pictos habían hecho gala en sus tierras de origen, regimientos  de bosonianos abandonaron la campaña nemediana y se fueron al este a derrotar a los pictos.64

Esta deserción, sin embargo, fue la causa directa de la derrota de los aquilonianos por los nemedianos. La cual, hizo caer sobre los bosonianos la crueldad y la ira de los imperialistas.

 

65 Los regimientos aquilonianos fueron conducidos a las fronteras y los jefes bosonianos a sus campamentos. Ahí los desarmados jefes fueron masacrados, y las huestes imperiales atacaron a la confiada gente de norte a sur, los ejércitos aquilonianos marcharon a lo largo de las fronteras dejando a su paso sólo muerte y desolación.

 

Y entonces, la invasión Picta ardió en todo su poder a lo largo de esas fronteras, guiada por Gorm, ahora envejecido, pero no por eso menos fiero. Esta vez no hubieron resueltos guerreros bosonianos en su camino. Así, la sangre de los bárbaros hervía en Aquílonia antes de que sus legiones regresaran.

 

Zingara vio la oportunidad de liberarse del yugo y la siguieron Corintia y los semitas… regimientos de esclavos y mercenarios volvieron a sus propias ciudades, provocando destrucción y saqueos a su paso mientras los pictos surgían del este. En medio de este caos, los salvajes cimerianos descendieron de sus colinas consumando la ruina.

 

Y el imperio aquiloniano descendió entre el fuego y la sangre.

69

 


LA ERA HIBORIANA – PT IV

LA ERA HIBORIANA.

Capitulo 4. El principio del fin.

Circa 9500 a. C.

Quinientos años después de la época del rey Conan. la civilización hiboriana fue arrasada, mientras su vigorosa cultura aún estaba en su apogeo.

55 Fue la avaricia de Aquilonia la que indirectamente causó ese trastorno. En sus deseos por extender el imperio, los reyes se anexaron a Zingara, Argos y Ofir, así como las ciudades del oeste de Shem. Incluso Koth, con Corintia y las tribus semitas del este fueron obligadas a pagar tributo a Aquilonia, y a dar ayuda en sus guerras. Nemedia que durante siglos había resistido exitosamente a Aquilonia, hizo una alianza contra el imperio del oeste con Britunia y Zamora, y secretamente con Koth. Pero antes de que sus ejércitos se unieran para la batalla, apareció un nuevo enemigo al este. Reforzados por aventureros hirkarianos, los jinetes de Turan arrasaron Zamora para encontrar a los aquilonianos en los llanos de Britunia. Los aquilonios mandaron al este a los turanianos vencidos, la alianza nemediana se había roto. La derrota de los hirkarianos demostró a la nación el verdadero poder de Aquilonia- Zamora fue reconquistada, la gente descubrió que cambiaron a sus amos del este por unos del oeste. Los soldados aquilonianos fueron acuartelados ahí, para mantener a la gente en sujeción, y al mismo tiempo protegerla.56

 

 

Al norte había incesantes reyertas a lo largo de las fronteras cimerianas entre los guerreros de pelo negro y sus distintos vecinos: los de Nordeimr, los bosonianos y los cada ves más poderosos Pictos, muchas veces, los cimerianos atacaron Aquilonia, pero no eran invasiones, sino meras sesiones de pillaje.

Pero por un extraño capricho del destino, fueron los Pictos en el oeste los que estaban destinados a derrocar a los reyes aquilonianos de sus altos puestos.

 

59 En esa época un sacerdote nemediano llamado Arus, decidió ir a las regiones salvajes del oeste, e introducir a los paganos Pictos a la adoración de Mitra. El relato de las cosas horribles que les sucedieron a los exploradores que le precedieron, no lo desanimaron.

A lo largo de los años, los pictos se beneficiaron con el contacto con civilizaciones hiborianas, aunque ellos siempre se resistieron fieramente a ese contacto. Vivian en clanes que generalmente estaban enemistados entre si, sus costumbres eran sanguinarias, la mayoría de las veces inexplicables para los hombres civilizados, como Arus de Nemedia.

Arus tuvo la fortuna de conocer a un jefe más inteligente de lo normal llamado Gorm, quien le dio permiso de permanecer en su tribu, sin que nadie la amenazara. Este fue un caso único en la historia de los pictos, y de mejores consecuencias para la floreciente civilización hiboriana, que si Arus hubiera sido asesinado.

 

Arus aprendió la lengua picta y arengó a Gorm sobre los eternos derechos y la justicia que eran las verdades de Mitra. Arus, como hombre practico que era, apeló al sentido de ganancias materiales de los pictos. Señalo el esplendor de los reinos hiborianos como una prueba del poder de Mitra. Arus habló de ricas ciudades y de llanuras fértiles, de torres enjoyadas y de armaduras relucientes. Y Gorm, con el infalible instinto de los bárbaros, ignoró las palabras relacionadas a los dioses y sus enseñanzas y se concentró en las riquezas materiales, tan vehemente descritas.

 

Ahí entre las casuchas hechas de barro, donde el sacerdote vestido de seda daba sus aburridos discursos, y el jefe de piel oscura y con pieles de tigre, se daban las bases para el imperio picto.


LA ERA HIBORIANA (Part 3) – ROBERT E. HOWARD

LA ERA HIBORIANA

Capitulo 3: Los reinos Hiborianos.

Circa 14000 – 10000 A.C.

1500 Años después del cataclismo que creó el mar interior, las tribus hiborianas han ido de norte a sur conquistando y destruyendo muchos de los clanes no clasificados, sin embargo, estos conquistadores no han hecho contacto con las tribus mas antiguas.

36

Por el sureste, los descendientes de los Zhemri han empezado a revivir las sombras de su antigua cultura.

Por el occidente los Apish de la Atlántida iniciaron el ascenso hacia la verdadera humanidad.

Mientras que, al sur de ellos, los Pictos permanecen salvajes, desafiando las leyes de la naturaleza al no progresar ni retroceder.

Y en el lejano sur, permanece dormido el misterioso reino de Estigia.

Sobre la frontera oriental, clanes de nómadas salvajes son conocidos como Los Hijos de Shem. 

Y cerca de los Pictos, en el extenso valle de Zingg, protegido por enorme montañas, una banda de primitivos sin nombre crearon un avanzado sistema de vida.38

Mientras, el primero de los reinos hiborianos surgía a la existencia… El rudo y bárbaro reino de Hiperborea, el cual tuvo sus inicios en un tosco fuerte, de rocas  amontonadas para repeler los ataques. Existen  mas eventos dramáticos en la historia del surgimiento de este feroz reino cuya gente cambió abruptamente su condición de nómada para establecerse en moradas fijas.

Por esa época, los Lemurios evolucionaban en una forma semi civilizada y así se recuperaban del naufragio que tanto los había hecho retroceder.

Los hiborianos,  mientras tanto fundaron el reino de Koth en las fronteras de las pastorales tierras de Shem. Los salvajes de las tierras de Shem hicieron contacto con los Hiborianos y los Estigianos emergían lentamente de su bárbara condición.

Hacia el norte, el primer reino de Hiperborea es derribado por otra tribu la cual conservó su antiguo nombre.

Al sureste de Hiperborea, el reino de los Zhemri se llamó Zamora.

Por el suroeste, los Pictos invasores se mezclaron con los agricultores moradores del fértil valle de Zingg. Esta raza mezclada, sería conquistada por una tribu de Hyedat y con estos revueltos elementos surgió el reino de Zingara.

500 años después, los reinos del mundo quedaban claramente definidos. Los reinos de los Hiborianos: Aquilonia, Nemedia, Britunia, Hiperborea, Koth, Ofir, Argos, Corintia y el Reino Fronterizo denominado mundo occidental. 44

Zamora queda al este, Zingara al suroeste de ésta. 

46 Más al sur, duerme Estigia, intocable para los invasores extranjeros, mediante la gente de Shem cambio el yugo estigiano por el amargo de Koth. Los estigianos marcharon por el sur del rio Styx, el cual desemboca en el mar occidental.

Al norte de Aquilonia están los cimerianos, furiosos salvajes que nadie ha sometido. Descendientes de la antigua Atlántida, ellos progresaban más rápidamente que sus viejos enemigos los Pictos, quienes habitaron el salvaje oeste de Aquilonia.

Otros cinco siglos y la gente Hibori fue la poseedora de una viril civilización, cuyo reino más poderoso es el de Aquilonia. Donde otros compiten con él en cuanto a esplendor y fuerza. Son supremos en el mundo occidental.

En el norte, sin embargo, los barbaros de ojos azules y doradas cabellos, ahuyentaron a las restantes tribus hiborianas, excepto a las de Hiperborea. Su tierra es Nordeheim y se divide entre los Vanir de cabellos rojos y los Aesir, de cabellos amarillo.

Los lemurianos entran de nuevo a la historia como Hirkarianos. Presionando hacia el oeste, una tribu estableció el reino de Turan en la playa del mar interior de Vilayet. Luego, otros clanes hirkarianos presionaron alrededor de dicho mar.

Conozcamos a la gente de aquella época:

Los dominantes hiborianos ya no son de cabello y ojos oscuros, se han mezclado con otras razas, ´pero sin que esta unión los haya debilitado.

Los semitas son hombres de estatura media, de ojos oscuros y de barba espesa y negra. 50

La clase dominante de Estigia, son de hombres altos y fuertes.

La gente de Nordheim conservan su piel clara, ojos azules y pelo rubio.

Los cimerianos son altos, poderosos, de pelo negro y ojos azules o verdes.

Los pictos guardan el mismo tipo de siempre, bajos de estatura, morenos y de ojos y pelo negro.

Al sur de Estigia, se encuentran los vastos reinos negros: De Los Amazonas, Los Kushitos de la Atlántida y el imperio de Zembabwei.

Entre Aquilonia y la salvaje población de los Pictos, descansan los Bosonianos, descendientes de aborígenes y mezclados con hiborianos. Ellos son testarudos guerreros y grandes arqueros, lo que les ayudó para sobrevivir durante los siglos de guerra contra los bárbaros del norte y del oeste.

Esta, por lo tanto fue una “época soñada”… cuando los reinos se esparcieron por el mundo y bajo las estrellas.

Fue la era de Conan…


LA ERA HIBORIANA (Part 2) – ROBERT E. HOWARD

Capitulo 2: El surgimiento de los Hiborianos.

17000 – 15000 A.C.

Cuando el cataclismo provocó la destrucción de la Atlántida y de Lemuría, los habitantes de las Islas Pictas también perecieron pero una gran colonia de ellos, establecida por las montañas de la frontera sur de Valusia, salió virtualmente ilesa.

El reino de la Atlántida, asentado en el continente principal, también escapó de la  ruina, y a el llegaron varias tribus de la tierra hundida.

28

Muchos lemurios tomaron hacia el oeste del continente, únicamente para ser esclavizados por la antigua raza que ya habitaba ahí. Su historia por miles de años, fue una leyenda de brutal esclavitud.

En la parte oeste del continente, espesas selvas cubrían las planicies, se levantaron montañas y los lagos cubrieron las ruinas de vieja23s ciudades.

Obligados a luchar por sus vidas continuamente los hombres de la Atlantida se las arreglaron para conservar los vestigios de su antiguo estado.  Entonces, su agitada cultura se puso en contacto con la poderosa nación de los Pictos. Los reinos de la edad de piedra entrechocaron y, en una serie de sangrientas batallas, los numéricamente débiles hombres de la Atlántida fueron arrojados al salvajismo y se detuvo la evolución Picta. Cinco años después del cataclismo, el reino de los bárbaros había desaparecido.

el lejano sur, intacto por la destrucción, es un misterio, su destino aun es prehumano. Pero un remanente de las naciones civilizadas no valusinas, se establecieron en las faldas de las montañas del sudeste. Ellos eran los Zhemri.

Mientras en el norte, otra gente surge lentamente a la existencia. Una banda de salvajes casi humanos habían huido a este punto para escapar de la destrucción, pero las heladas regiones les parecieron solo habitables para cierta especie de monos contra los que ya se habían enfrentado y que luego perecieron, los humanos primitivos se adaptaron al nuevo e inhóspito ambiente y sobrevivieron.

25

Entonces, otro cataclismo menos grave alteró la apariencia del continente original y dejo un gran mar interior para separar el este del oeste. Los terremotos, inundaciones y la furia volcánica completo la ruina de los bárbaros iniciada ya por las guerras.

Mil años después, existieron tribus errantes de hombres-mono sin idioma, fuego o herramientas. Eran descendientes de los hombres de la Atlántida. Otros salvajes habitaron en cavernas, pero conservaron su nombre de Pictos.27

Por el lado este, los esclavizados lemurianos se levantaron contra sus amo, los destruyeron y acecharon las ruinas de una extraña civilización.  Los sobrevivientes de esta, marcharon hacia el oeste destronando a los prehumanos del sur y fundaron un nuevo reino llamado Estigia, los restos del reino prehumano parecen haber sobrevivido después de que la raza fue destruida.

En el norte, una raza crecía: Los hiborianos o hiboris. Su dios era Bori, un gran jefe que la leyenda elevo a deidad. 1500 años en la nevada región hizo de ellos una raza guerrera. Y ahora son conducidos hacía el sur en pausadas jornadas.

Por esa época, un vagabundo del norte regreso con la noticia de que ese punto estaba habitado por hombres-mono descendientes de las bestias y expulsados por los antepasados de los Hiborianos. Para exterminarlos, los siguió una banda de guerreros más allá del circulo ártico. Ninguno regreso.

Y mientras, las tribus de los hiborianos navegaban hacia el sur para formar la siguiente era de los vagabundos y conquistadores.

35


LA ERA HIBORIANA (Part 1) – ROBERT E. HOWARD

Robert Ervin Howard (1906-1936) desde pequeño mostro su interés por la literatura y la historia. Los últimos diez años de su vida, fueron los las fecundos y polifacéticos; escribió y publicó lo que en aquella época se consideraban relatos cortos de los géneros deportivos, de detectives, del Oeste, históricos, de aven18turas, cuentos de misterio y fantasmas, así como una gran cantidad de cuentos de aventuras fantásticas.

De entre todos los géneros en los que incursiono fue el de aventuras fantásticas o de Espada y Hechicería, la que más popularidad le dio, con las historias de Conan. El cual vivió en la ficticia Era Hiboriana, la que Robert utilizó como punto de referencia para crear toda una historia del planeta.  Howard, en su ensayo La Era Hiboriana, describe el mundo de Conan elaborando un geografía, una etnografía y describe la organización social y política de esa era.

También incluyo una cronología y descripción de los cambios que sufrió el planeta desde esos primitivos días hasta los nuestros, de este modo las historias de Howard, sin importar el genero, se mantienen dentro de la misma línea temporal, así se pueden encontrar oscuras ruinas hiborianas en medio del Sahara o a las legiones romanas luchando contra una primitiva raza de hombres que alguna ves vivieron en islas que desaparecieron junto con la Atlántida.

Esa “historia” empieza unos 800 años antes de la época de Conan, durante la civilización Turiana, durante el reinado del rey Kull, guerrero exiliado de la Atlántida, en los días anteriores a su hundimiento en los océanos.

Aquí comienza la adaptación al ensayo de Robert E. Howard:

Los bárbaros de la época eran los Pictos, que vivían en islas lejanas en el océano occidental. Los Atlantes que vivían en un pequeño continente entre las islas Pictas y el continente Turiano, y los Lemurios que habitaban una cadena de grandes islas en el hemisferio oriental.

Había vastas regiones de tierra inexplorada. Los reinos civilizados, aunque enormes, ocupaban una porción comparativamente pequeña del planeta entero.

Valusia era el reino más occidental del continente Turiano; su capital, La Ciudad de los Prodigios, era la maravilla de la época, Grondar, cuyos habitantes eran menos cultos que los de los reinos similares, era la tierra más oriental.

21

Capitulo 1 – La Era Precataclismica

20000 a. C

De esa época, conocida por los cronistas nemedianos como la era precataclísmica, se sabe poco, con excepción de la ultima parte, que esta cubierta de leyendas. La historia conocida comienza con la decadencia de la civilización del continente principal, o Turiano, civilización dominada por los reinos de Kamelia, Valusia, Verulia, Gronda, Thulé y Comoria. Estos pueblos hablaban una lengua similar, demostrando un origen común.

Muy al sur, había una segunda civilización misteriosa, sin conexión con la cultura Turiana y evidentemente de naturaleza prehumana.

19 La civilización Turiana estaba desmoronándose; sus ejércitos estaban compuestos en su mayoría por mercenarios bárbaros. Pictos, atlantes y lemurios eran sus generales, sus estadistas y a menudo sus reyes.

De las riñas entre reinos, y de las guerras entre Valusia y Comora, así como de las conquistas, atlantes, por medio de las cuales fundaron un reino en tierra firme… hay más leyendas que una historia precisa.

Entre las extensiones menos áridas del desierto al este de Grondar… en las junglas infestadas de serpientes… y entre las cimas nevadas de las montañas… vivían clanes y tribus dispersas de salvajes.

En las costas más orientales del continente Turiano vivía una raza… humana pero misteriosa y no turiana… con la que los lemurios tenían contacto de vez en cuando. Al parecer venían de un continente sin nombre y quimérico que estaba más al este de las islas de Lemuria.

¡Entonces el cataclismo sacudió al mundo!22

La Atlántida y Lemuria se hundieron, y las Islas Pictas fueron lanzadas para formar los macizos montañosos de un nuevo continente, mientras que secciones del continente Turiano se desvanecieron bajo las olas… o al hundirse, formaron lagos y mares interiores.

Los volcanes hicieron erupción y terribles terremotos destruyeron las esplendidas ciudades de los imperios. Naciones enteras fueron borradas… ¡y la faz del mundo cambio para siempre!