Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como “Poema

TRES SONETOS DE AMORES PROHIBIDOS – PITA AMOR

TRES SONETOS DE AMORES PROHIBIDOS
I.
En mi lecho anestesiado
tuve un sueño de cometa
de barcos, velas, veletas,
tuve un sueño de pecado
Un sueño como blindado
de treinta puertas secretas
y de misteriosas grietas,
un sueño casi sellado
Soñé que estabas conmigo
tú eras mi solo testigo
Soñé que me penetrabas,
que con lascivia me amabas
y tu cuerpo junto al mío
formaban sólo el vacío.
II.
Yo te amaba hasta el delirio
mas allá de lo que miro,
sabes que por ti deliro
por ti, mi tez es de cirio
mis venas son de martirio

Pero yo ya me retiro,
pongo en mi florero un lirio
erguido, blanco, morado,
en su belleza sellado
y sigo pensando en ti
infernal mi frenesí
Ante tu cuerpo
yo me quedo absorta,
me juego en ti la yugular, la aorta
III.
Por la calle tú has visto los traseros
de las mujeres, que el sudor transpira
y con sus culos abultados giran
a la iglesia los miércoles primeros
Van tocadas con velos y sombreros
que al arrebato del pecado inspiran
y en contra del incienso ellas conspiran
Tú has mirado sus talles traicioneros
De lascivia tus ojos se han llenado
Al mirarlos, ejerces tú el pecado
Tus sueños son de iglesia y de lujuria
de deseos frenéticos, de furia
Yo he sentido unos celos infernales
pensando en tus deseos municipales.

Pita Amor.

Anuncios

MI TESTAMENTO – PITA AMOR

MI TESTAMENTO

 

En estas líneas que con tinta escribo
te lego Juan de Dios mi testamento,
quede de testimonio documento
la palabra transcrita que transcribo.

En estas letras dadas al olvido
infinitas, igual que el firmamento,
dejo mi signo, mi señal, mi acento
y te digo don Juan lo que he vivido
Y te digo don Juan cómo yo he muerto

En estas líneas que con tinta escribo
te lego Juan de Dios mi testamento,
quede de testimonio documento
la palabra transcrita que transcribo

En estas letras dadas al olvido
infinitas, igual que el firmamento,
dejo mi signo, mi señal, mi acento
y te digo don Juan lo que he vivido
Y te digo don Juan cómo yo he muerto.

Lego mis asombrosos abalorios
a la sombra del ávido desierto
y a la misa final de mis velorios
Y mi sangre la dejo al llano abierto
y mi gloria a los cielos transitorios.

Pita Amor.


ESTE INFIERNO – PITA AMOR

ESTE INFIERNO.

Este infierno de sal en que no creo

este infierno de fuego tan candente

este infierno de hielo incandescente

este infierno sin cielo que no veo.

Este infierno eterno donde leo

la eternidad eterna e impotente,

la eternidad eterna y ascendente

Este infierno voraz que yo deseo.

 

Este de infierno de fuego hipotecado

Del reloj, del presente, del pasado

Este infierno de llamas que calcinan

devasta, incinera y asesina

Este infierno de sal que es ya tan mío

formado por tu amor, pesado y frío.

 

Pita Amor.


SUEÑO

 

Desnuda,

Erguida sobre mí.

Tus hermosos risos caían por tus hombros,

cubriendo tus senos.

 

Tu ojos me miraban,

tenías esa sonrisa coqueta que me enloquece.

Quise alcanzar tus labios,

con una mano en mi pecho me detuviste.

 

Moviste ligeramente tus caderas,

sentí la cálida humedad de tu sexo sobre el mío.

Mientras te inclinabas,

como una cascada tu cabello cayó sobre mi rostro.

 

Sentí la firmeza de tus senos,

la suavidad de tu piel, mientras me besabas.

Susurraste algo en mi oído..

no recuerdo que fue..

 

Las luces del amanecer brillaban en tu mirada…


FUGITIVA

fugitiva

Arrastrada como una hoja al viento,

pasó una mujer envuelta en luto,

alta, esbelta, pasó ante mí.

¡Oh, belleza fugitiva!

¿Dónde iras lejos de mí?

 

Aleexx Tenoch.


TUS LABIOS

470

Es tu boca una tentación..
Son tus labios donde deseo saciar mi sed…
.. y con tu aliento embriagarme hasta el amanecer..

 

Aleexx Tenoch

 


LO ARCANGÉLICO – GEORGES BATAILLE

La Tumba

     I

Inmensidad criminal

agrietada vasija de la inmensidad

ruina sin imites

 

inmensidad que me abruma blanda

yo, blando

el universo es culpable

 

la locura alada mi locura

desgarra la inmensidad

y la inmensidad me desgarra

 

estoy solo

ciegos leerán estas líneas

en interminables túneles

 

caigo en la inmensidad

que cae dentro de sí

más negra es que mi muerte

 

negro es el sol

la belleza de un ser es el fondo de las cavernas un grito

de la noche definitiva

 

lo que ama en la luz

el escalofrío que la hiela

es el deseo de la noche

 

miento

y queda cavado el universo

en mis mentiras dementes

 

la inmensidad

y yo

nos descubrimos uno a otro nuestras mentiras

 

la verdad muere

y grito

que la verdad miente

 

mi cabeza azucarada

que agota la fiebre

en el suicido de la verdad

 

el no-amor es la verdad

y todo miente en la ausencia de amor

nada existe que no miente

 

comparando al no-amor

el amor es cobarde

y no ama

 

el amor es parodia del no-amor

parodia la verdad de la mentira

el universo es un suicidio alegre

 

en el no-amor

la inmensidad cae dentro de sí

sin saber que hacer

 

todo está en paz para otros

los mundos giran majestuosos

con monótona calma

 

está en mí el universo como en sí mismo

ya nada de él me separa

 

en el calmo infinito

al que las leyes lo encadenan

se desliza hacia lo imposible inmensamente

 

horror

de un mundo que gira sobre su eje

el objeto del deseo está más allá

 

la gloria del hombre consiste

por grande que sea

en desear otra

 

estoy

está conmigo el mundo

expulsado fuera de lo posible

 

no soy sino la risa

y la noche pueril

donde cae la inmensidad

 

soy e muerto

el ciego

la sombra sin aire

 

como los ríos en el mar

sin cesar ruido y luz

en mí se pierden

 

soy el padre

y la tumba

del cielo

 

el exceso de tinieblas

es el fulgor de las estrella

el frío de la fosa un dado

 

la muerte echó los dados

y la profundidad de los cielos exulta

por la noche que sobre mí se desploma

 

II

El tiempo me oprime caigo

y me deslizo de rodillas

palpan la noche mis manos

 

adiós arroyos de luz

no me queda más que las sombras

los posos de sangre

 

espero la campanada

por donde lanzando un frito

me adentraré en las sombras

 

III

Un lento pie desnudo sobre mi boca

un lento pie contra el corazón

eres mi sed mi fiebre

pie de whisky

pie de vino

pie loco de subyugar

 

oh fusta mía dolor mío

talón que de tan ato sojuzga

lloró porque no muero

 

oh sed

insaciable sed

desierto sin salida

 

súbita borrasca de muerte en la que grito

ciego de rodillas

y vacías las órbitas

 

corredor donde me río de una noche sin sentido

corredor donde me rió entre portazos

en el que una flecha adoro

 

IV

Más allá de mí muerte

un día

la tierra gira en el cielo

 

estoy muerto

y las tinieblas

sin cesar se alternan con e día

 

cerrado está para mí el universo

en él permanezco ciego

semejante a la nada

 

la nada no es sino yo mismo

el universo no es sino mi tumba

el sol no es sino la muerte

 

mis ojos son el ciego rayo

mi corazón en el cielo

donde estalla la tormenta

 

en mí mismo

al fondo de un abismo

el universo inmenso es la muerte

 

soy a fiebre

el deseo

soy la sed

 

el gozo que despoja del vestido

y el vino que hace reírse

de no estar ya vestido

 

en una copa de ginebra

una noche de fiesta

las estrellas caen del cielo

 

trago el rayo a largos sorbos

voy a reírme a carcajadas

con el rayo en el corazón